caes
Ajuntament de Girona i Costa Brava

Los equipos vascos dominan el Girona Basket 2015

El Costa Brava Girona International Basket 2015 puso punto y final ayer a su segunda edición con las finales de las seis categorías que se disputan en el torneo. Durante los dos primeros días, los equipos lucharon duro para llegar pero sólo ciertos equipos lo consiguieron. En cadete masculino, el ganador final fue el Tabirako Baqué de Durango, una ciudad cercana a Bilbao.

En la final (se jugó en el pabellón de Fontajau), los vascos se impusieron por 82 a 73 a uno de los rivales revelación de la competición, la UE Montgat, después de un partido en el que las alternancias en el marcador fueron constantes y donde la clave recayó en la mejor gestión del partido de Tabirako en los instantes finales. Con el trofeo en las manos, los vascos relevan al CB Valladolid como ganadores de la segunda edición.

Tabirako Baqué

Por otra parte y a sólo unos kilómetros de distancia, en Fornells, otro equipo vasco levantaba la copa de campeón en categoría infantil. La Fundación 5 + 11 Baskonia venció (78-54) al CB Valladolid en la final, con una gran segunda mitad que les permitió disfrutar de un final sin angustia después de ver como al descanso tenían una desventaja de dos puntos. El buen trabajo defensivo y el juego rápido del equipo vasco les hizo volver a su mejor versión, con canastas fáciles que ampliaron la ventaja hasta una barrera moral que les vale • lisoletans ya no la traspasaron. Baskonia confirmó (ningún partido perdido los cinco jugados) la etiqueta de favorito con la que llegaba al torneo y toma el relevo del Joventut de Badalona, el conjunto que ganó la primera edición.

Baskonia

Por último y en el gran duelo catalán de la jornada, el triunfo se lo llevó el CB Granollers, que superó al «Combinado Girona» por sólo un punto (47-46) de diferencia. El partido fue de alto nivel, con una igualdad y una intensidad poco habitual en estas categorías. Sin embargo, el gran inicio de los granollerenses los catapultó hasta el título y los pequeños detalles acabaron marcando la diferencia en un pabellón de San Gregorio lleno y ruidoso, que disfrutó como las otras ocho sedes del mejor baloncesto base de España en las comarcas de Girona.

CB Granollers